El Maderal(Zamora)2014

Qué pena que cada vez haya más pueblos taurinos que descuiden sus fiestas, como es el caso de El Maderal, localidad a la que llevo asistiendo unos 4 años y que nunca me ha defraudado, bueno, rectifico, hasta este año.

Una localidad pequeñita en la que se sueltan novillos con calidad, con bravura y en donde se puede disfrutar ya que se concentra poca gente, sin embargo, este año se podría decir que se me ha caído el mito.

Lo que más me fastidia es que el motivo por el cual he tachado a El Maderal de entre mis favoritos no es porque se soltara mal ganado, sino a sido motivo, una vez más, de la mala organización, que como en otros muchos sitios, hacen deslucir el festejo.

Más bien, es que no había organización ninguna. Os comento y así sacáis vuestras propias conclusiones.

Sueltan a un novillito castaño, costándole a este bajar a la parte del recorrido donde se concentran las bodegas, y una vez que baja deciden soltar a el segundo astado de la mañana, como era de esperar, y no me equivoque, hubo encontronazo entre los dos, lo cual produjo que ya los toros quedaran tocados, pero bueno, a pesar de ese “pequeño fallo” por parte de la organización el festejo prosiguió, y al cabo de llevar 5 minutos se les ocurre que les apetece dejar un rato sólo al novillo soltado en último lugar, y me digo yo que si no hubiera salido mejor meter al castaño y después sacar al negro y así no tener que andar con la cuerda a vueltas…

Pero bueno, que aquí no acaba la historia, que falta lo más desastroso de todo, el final, y es que una vez consiguieron enmaromar al castaño lo atan a una de las talanqueras que hace de vallado, el negro se acerco, y ya que le llevaba teniendo ganas durante todo el festejo, esta fue la suya, ya que el animal no podía escapar de sus astas. Y nada, en vez de dejar en libertad al animal para que por lo menos pueda huir o defenderse, pues es mejor dejarle amarrado para que el otro novillo le cosa a cornadas.

Y esa ha sido la diversión que nos tenía preparada este año el pueblo de El Maderal para la mañana del sábado. El domingo no se qué pasaría, por supuesto que ni se me paso por la cabeza el volver.

En casos como estos es cuando echo en falta el dinero, porque de no ser por eso, habría unas cuantas demandas en los juzgados a mi nombre.

 

Rocio Barrocal

www.torosyaloloco.com